Seguirnos por email

jueves, 31 de octubre de 2013

PADRE (la sombra)




Padre yo, 
debajo queda mi nombre
boquiabierto

Menuda trampa
pisar por tus pasos
creyendo saber tus tropiezos

Padre tú,
que vuelves tranquilo 
de vuelta a tu nombre
que miras de lejos ahora tus frutos
y alargas tu mano inmensa 
sin más placer que la sombra vertida

Menudos somos los padres
menuda herencia soplamos a ciegas
a ciegos y enanos, devotos del tiempo, 
hijos de padres con un padre dentro

Me planteo mil veces la forma, el atajo
pero tengo un letrero en mi frente de mayo
que marca la pausa, la coma y el ritmo.

Y te busco en mis dudas, sin verlo
y te arranco la mano, en mis sueños
tratando entenderte, buscando encontrarme 

sábado, 26 de octubre de 2013

Pequeña Radiografía del Amor


La A
Abre afilada el alma,
rasga las mallas.
Arrasa el alarde
bramante.

La M
Amamanta mimosa
un murmullo de manitas
que merman melosas,
amansadas.

La O
Hondo pozo
de asombro. 
Observo absorto,
¡Hay Otro! ¡Hay Otro!

la R
Ruge, ríe, rabia
restallando.
Resbalando,
acurrucada.


domingo, 20 de octubre de 2013

Algún día estaré muerto


Algún día estaré muerto, desnudo totalmente de mi mismo

sin tiempo ya para llorar ninguna pena
ni ojos para ver mis lagrimas de tinta contenida
todos los remordimientos barridos por el viento
sin pena ni condena de por vida
los planes devastados sin lamento
terminada esta guerra perdida de antemano
sin ganas de volver ni un sólo momento
sin rabias, ni tormentos
sin saber como era el cielo ni la tierra. 

Y podrán leer millares estos versos 

que no me sentiría ni el aliento
estará sola la muerte tan serena 
estará quien sea
pero no este humano tonto que boquea
este cálido animal que siento tan adentro.

Tal vez quede sólo la presencia que me observa

que respira en cada pulso de conciencia
el silencio en que nacen los versos
el vacío del que brotan las estrellas
la nada que me aterra y me libera. 

Quedará sola la muerte que me deja

un huequecillo en este mundo 
y no estaré ya yo para temerla ni quererla.                                             

jueves, 17 de octubre de 2013

Gafas Rotas


Expectativas, gafas rotas
lentes quebradas tras las rejas del ahora
tejiendo una trampa de sombras
teñidas de antaño.

Quiero arropar el presente con todos mis recuerdos
deja que abra la tierra negra del tiempo
con semillas de cielo abierto
con besos que quedaron fríos
y lágrimas tibias de invierno.

Yo sé que sólo existe este momento desnudo y afilado
el metal vacío de los acontecimientos. 
No puedo evitar vestirlo con sangre salada
con placidos sueños y amargos deseos
que aguardan pacientes desde mil infancias.

Paradoja temporal

Mi pasado se agolpa contra mi como un muro
lo empujo y se me ciñe al cuerpo,
armadura fiel, redil seguro
si me rindo se aleja tranquilo.

Al segundo lo echo de menos
y cuando vuelvo ha crecido,
pero nunca es más grande
que este instante constante
que puedo creer ya vivido.


viernes, 11 de octubre de 2013

A LA VIDA (lo robado)


A LA VIDA (lo robado)

Será una cuestión de instinto
o de pulsos acumulados

Será que andabas por dentro
allá abajo esperando el momento, 
la pausa robada

Te lanzaste a ciegas
al centro de mi pupila
dejándome muerto de vida
rompiéndome el pecho 
a golpes de mar, desbocado

Hoy te miro con otros labios
y te beso mi duda en tu frente, estrenada
Tú me dejas, a cambio,
un vacío en mis brazos,
que a ratos rellenas, de risas y llantos
de ruidos de gato, de bocas y olfatos

Pequeño desastre, de dónde vienes?
adónde vamos tan anchos?
Corramos, si quieres, un rato
o armemos tu vientre dorado, si quieres

Si quieres, cantamos al mundo
o hablamos despacio... de espacio

Vayamos al puerto, mejor
y ahoguemos los barcos oscuros
matemos los malos, sus sombras
cortemos la muerte cobarde, 
y al miedo démosle un susto mortal

Huyamos felices por siempre, 

pequeño gusano, 

amor 

arrancado en batalla, 

A la vida

lunes, 7 de octubre de 2013

Lecciones de los locos


Cada día voy al manicomio a aprender yo de los locos
me enseñan que cuanto más creo saber
más posible es que el agua lleve veneno dentro.

Que el dolor puede empujarme
hacia el borde de la mesa y me caiga solo
cortando el espacio como un jarrón desnudo
soltando mis flores secas
llorando un reguero antiguo
quebrados en espanto de tierra
los trocitos irremediables de mi alma.

Que hasta el penar más amargo si no es cierto
no puedes haberlo llorado
pero puedes clavarte un cuchillo sagrado
desangrando tu cuello de becerro.

Cuanto más grande me creo
mas me persigue una turba sin rostro
y son los reos los que llevan mi nombre
pobres perversos son los deseos
claman siniestros al cielo y sólo al al cielo.

Las leyes te velan eternas
la muerte se yergue cayendo
vibrando graciosa las velas
pariendo los hijos del tiempo.

Aprendo tanto que miento si pienso que escribo una sola lección
pues sólo en tus sueños se acuesta la bestia certera
que te ha de guiar al infierno de tu verdad.

Instrucciones para llorar

No quiero ser un niño que lloriquea
porque no consigue un caballo de plata
no quiero el gemido alargado
que busca penoso a Mamá
porque no supe atarme un cordón asfixiado.

Quiero llorar por no saber parar las estrellas

por saber que estoy solo en un tiempo
que corre sin mi permiso
borrando momentos felices
y tristes estampas de invierno

Recuerdo un enchufe siniestro

y un chicle clavado en mi pelo
recuerdo una pierna sangrando
el agua hirviendo en mis dedos
La pena brotaba del cielo
y otra que no lloraba
de verme pequeño
indefenso, tan tierno.

¿De dónde copié yo el orgullo

que mata el llanto acaudalado
que aprecio tanto tener dentro?
y va regando las dudas, humaredas penosas
y asfixiantes, que nacieron fuegos.